02 de març, 2008

Pensaments spankee

L'altre dia vaig llegir una entrada d'un blog i crec q té moooooooolta raó.
(La entrada la podeu veure aqui: Spanking Venezuela - La doble moral de las spankees)

Fa reflexió sobre el comportament que tenim les spankees.

Primerament diu que a vegades sembla que els spankers no siguin conscients de la nostra necessitat de ser castigades:
¿Es que acaso ellos creen que nosotras no nos damos cuenta que ciertas actitudes que tomamos les molestan y que, al hacerlo, nos vamos a ganar una paliza? ¿Ellos no se dan cuenta que la mayoría de las veces que hacemos una malcriadez, contestamos mal o simplemente desobedecemos una orden, lo hacemos con la firme intención de comenzar la maravillosa rutina del castigo en la que inevitablemente, terminaremos sobre las rodillas de nuestro spanker?


I llavors és quan arriba la doble moralitat de l'spankee: un cop hem utilitzat les mil técniques possibles per acabar la paciència de l'spanker i ell es disposa a donar-nos el que ens mereixem, un cop ell ja no està disposat a amenaçar-nos ni advertir-nos més sinó passar a l'acció i no deixar passar-nos ni una més.... llavors ja no volem ser castigades.
.
.
I és una cosa curiosa, perquè portem hores pensant en el moment i imaginant-nos el pitjor dels càstigs! Ella (l'autora del post original) diu que en els moments on la zurra es fa inevitable, li entren de cop la vergonya, el remordiment i la por al dolor. I llavors és quan les spankees utilitzem el nostre repertori de promeses i perdons ("no ho faré més", "no em facis res", "va deixem-ho estar", "no cal, de veritat, ja ho he après"... bla bla bla bla bla). Evidentment, paraules buides perquè l'spanker ja no està disposat a escoltar-ho (per sort!!!!!! ;D)
.
I doncs, que està passant? nuestra mente se burla de nosotros y cambia las fantasías por temor.
.
Com que l'autora del post original ja ho conclueix molt bé, em limitaré a copiar-la literalment un altre cop:
.
Con esto no quiero que los spankers piensen que el cambio en nuestra actitud se debe a que no queremos la tunda que vamos a recibir; pues si por alguna razón deciden no llevarla a cabo, nos vamos a sentir frustradas y nuestro comportamiento va a ser diez veces peor de lo que fue antes. Jamás dejen de castigarnos después de que nos han prometido una tunda, y tampoco sean menos severos de lo que consideran que deben ser por nuestro comportamiento, porque al igual que ustedes, nosotros también podemos medir la severidad del castigo con respecto a la falta cometida. Eso sólo los haría parecer débiles ante nuestros ojos y eso traería como consecuencia el deterioro de su autoridad su spankee. Claro, recuerden que toda regla tiene su excepción y finalmente, a veces ustedes conocen los límites de su spankee mejor que ellas mismas, y saben cuando estamos fingiendo y cuando hemos llegado a nuestro límite.
.

4 comentaris:

Alejandra ha dit...

Muchísimas gracias por la mención en tu blog, no creo que me lo merezca. Me encantaría entender más de lo que escribes porque sé que deben haber cosas muy interesantes. Lamentablemente no lo hago. Pero felicitaciones por tu blog y de más está decir que ya tienes un link desde nuestro blog. Mucho éxito...

Spanker BCN ha dit...

Apreciada Alejandra:

Qué gusto que sigas nuestro blog desde Venezuela. Esperemos que sea un nuevo espacio para compartir sensaciones, experiencias y consejos.

Hablando de consejos, yo no tengo mucha tradición como spanker... Cualquier sugerencia será muy bien recibida. Aunque cada spankee sea una persona diferente, con gustos particulares, etc., podrías darme algún consejito para llevar a la práctica?

Por cierto, comentas que no entiendes el catalán (cosa normal). Te recomiendo que utilices los traductores automáticos que hemos puesto en la parte superior del blog: funcionan bastante bien.

Quedo a la espera de tus sabios consejos. Un beso.

Alejandra ha dit...

Ummm no sé qué consejo te puedo dar como spankee... supongo que el mejor consejo es la comunicación... no tengan miedo de intercambiar fantasías y de hablar de todos los miedos y tabúes que puedan tener y se dejen llevar por este mundo tan maravilloso. La dinámica de la relación dependerá de cómo decidan llevarla, siempre de manera consensuada.

Mi relación empezó como sólo spanking, luego pasó a una relación sentimental y posteriormente fuimos incursionando en el D/S, pero eso es otra cosa. Como te dije, lo importante es hablar sin miedo a lo que la otra persona pueda pensar y seguro muchas cosas saldrán de ahí...

Mucho éxito...

TON ha dit...

M'ha agradat força que hagis inclòs el resum d'aquesta entrada en el vostre blog i crec que està mol bé que t'hagis limitat a transcriure el seu contingut. Jo també la vaig estar llegint la setmana passada. Sobren els comentaris. Penso que la teva col.lega Alejandra ha sapigut descriure a bastament allò que ella anomena "doble moral" de les spankees. Sembla com una mena de comentari final a alguns dels diàlegs que hem anat mantenint últimament, oi?